Garrapatas en perros. Cómo prevenirlas y cómo quitarlas.

Garrapatas en perros. Cómo prevenirlas y cómo quitarlas.

Las garrapatas son unos bichos espeluznantes en forma de huevo marrón grisáceo, que se alimentan de la sangre de tu perro. En el artículo de hoy hablaremos de cómo prevenirlas y de cómo quitarlas en caso de que tu perro haya tenido la mala suerte de cogerlas.


¿Qué es una garrapata?

La garrapata pertenece a la familia de los ácaros, es un artrópodo emparentado con las arañas. Tiene 6 u 8 patas y varía en tamaño de 1 mm a 1 cm de largo. Al alimentarse y llenarse de sangre crece en tamaño.

¿Dónde se encuentran las garrapatas?

Suelen encontrarse en zonas de pasto, arbustos, árboles y en zonas donde haya ganado, por ejemplo. Suelen esperar a su hospedador en la parte superior de la vegetación.

¿Cómo prevenir las garrapatas?

En primer lugar, puesto que se encuentran en zonas de campo como ya hemos comentado antes, es importante que camines con tu perro por los senderos o caminos evitando que se tumbe o siente en las orillas. Además, no le dejes acercarse al ganado.

Sabemos, que a veces, estas medidas son imposibles de llevar a cabo porque quieres que tu perro disfrute en libertad en zonas de campo, así que te indicamos una serie de remedios caseros para evitar que estos bichitos se acerquen a tu peludo.

Remedios naturales para prevenir las garrapatas

Vinagre: Es un repelente natural muy eficaz para mantenerlas alejadas de tu perro. En otro artículo de nuestro blog explicamos como aplicarlo en perros, puedes consultarlo AQUÍ.

Aceites esenciales: Hay una gran variedad de estos aceite que las garrapatas odian. Aceite de lavanda, aceite de cedro o aceite de neem.

Alimentación: El ajo en su justa medida, como ingrediente en los piensos para perros, hace su trabajo como repelente natural.

¿Cómo quitar una garrapata?

Si se da el caso en el que detectas que tu perro tiene una o varias garrapatas debes retirarla lo antes posible. Puedes ir al veterinario para que lo hagan ellos o hacerlo tú mismo. Necesitarás aceite de oliva y unas pinzas especiales para quitar garrapatas.

1. Embadurna la garrapata y su alrededor con gotas de aceite de oliva, esto hace que la garrapata sienta sensación de ahogo y salga para buscar otro lugar al que agarrarse o simplemente muera, lo que hará más fácil su extracción.

2. Para extraerla, retira todo el pelo que tiene alrededor. Agarra la garrapata con las pinzas lo más cerca posible de la piel de perro sin ejercer mucha presión porque esto haría que la garrapata se partiera y la cabeza quedara dentro de la piel del perro, lo que provocaría una infección. Una vez la tengas cogida de esta manera, tira suavemente de ella hacia atrás con una presión constante, en el ángulo en el que se encuentra la garrapata. No pegues un tirón porque se rompería.

3. Tras la extracción mátala sumergiéndola en alcohol, quemándola o bien aplastándola dentro de un papel e introduciéndola en una bolsa de plástico precintada antes de tirarla a la basura.

4. Limpia la herida que haya podido dejar en la piel de tu peludo con agua y jabón, alcohol o yodo.

 

¡Esperamos haberte ayudado con este artículo! ¿Tienes alguna duda? Contáctanos AQUÍ y te ayudamos.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.